Lousteau: «Esta es una campaña donde nadie hace una propuesta»

BUENOS AIRES (DyN) – El precandidato a diputado por Evolución Martín Lousteau denunció hoy «inmoralidad en el manejo de los recursos públicos» en el distrito porteño y le reprochó a su rival del oficialismo Elisa Carrió no querer «debatir» y recorrer la «provincia de Buenos Aires, Córdoba o Santa Fe» haciendo campaña, en lugar de dar a conocer sus propuestas en la Capital Federal. «Esta es una campaña donde nadie hace una propuesta, nadie quiere debatir, unos candidatos circulan por unos canales, otros por otros como si fueran dimensiones paralelas», advirtió y lamentó que los aspirantes de la oposición sometan a esa dinámica a la ciudadanía, que ya tiene «suficiente quilombo cotidiano». En declaraciones a radio Rivadavia, el ex embajador en Estados Unidos apuntó particularmente a Carrió, la postulante por Vamos Juntos que aparece primera en las encuestas vinculadas a las elecciones legislativas de la ciudad de Buenos Aires.

«La candidata de la ciudad de Buenos Aires hace campaña en la provincia de Buenos Aires o en Córdoba o en Santa Fe. A mí no me gusta ese tipo de campaña porque a la gente, con suficiente quilombo cotidiano, la sometemos como para que, además, tenga un momento de respiro, la lucidez y la claridez suficientes para entender qué le está pasando a la Argentina».

El postulante por Evolución insistió en criticar el rumbo económico trazado por el gobierno nacional y cuestionó duramente el manejo del dinero público por parte de la administración porteña a cargo de Horacio Rodríguez Larreta. «Este Estado tiene más plata que nunca en la historia de la Argentina, entonces no estamos administrando bien», reflexionó.

En este escenario, Lousteau advirtió: «La corrupción es el extremo penal de la inmoralidad en el manejo de los recursos públicos, porque si vos tenés mucha plata pero la dedicás a lo que no la deberías que dedicar, no te alcanza» para lo importante.

«En la ciudad de Buenos Aires si te dedicás a hacer los Juegos Olímpicos por 2.800 millones de pesos -que no son de interés de los porteños directamente-, o un centro de convenciones por 1.300 millones de pesos, que necesitás 380 años para recuperar la inversión de la Ciudad, no invertís» en «hospitales, por ejemplo», analizó.

El dirigente destacó: «La corrupción es el grado extremo, sí, pero en un montón de otras cosas yo veo inmoralidad».

datamedia
Arriba